Skip to main content
15 de noviembre la ciudad del lago slider

La ciudad del lago

Mae Hong Son (Tailandia)

15 de noviembre 2014 (parte 3)

Amanecía en Mae Hong Son. Un desayuno continental completo para recargar energías, al fin y al cabo uno acaba por renegar del arroz y los noodles (es justo y necesario). Alguien retomaba su idilio con el wattermelon shake… algún despistado más pedía availability en el hostel como tantos otros hicimos antes.

Las luces rebotaban en el lago, y la tranquilidad de sus aguas en las gentes, debe trasmitirse y apaciguar junto con el calor la noción de estres; eso… o igual es que uno no está acostumbrado a prescidir de esas caras grises del metro de Barcelona, ese constante entre polución y malas maneras. Aquí esbozar una sonrisa y que te la devuelvan es algo habitual, norma de la casa.

La vueltecita por la ciudad, rodeada de templos, culminaba en el Wat Phrathat Doi Kong Mu colina arriba, pero antes en un pequeño templo tuve la sensación de teletrasportarme al templo del lago Inle (Myanmar) donde los monjes enseñaban a saltar a los gatos; y sí apareció un gato sobre la madera de teca oscura (este no saltaba).

Un mercado, he dicho que me encantan los mercados, reitero que así es, sobretodo si venden botellas petaca de whiskey rellenas de pimentón rojo, entre mil verduras texturizadas, legumbres y frutas, y demás enseres. Luego las tiendas con mil y un artículos configurando un mosaico multicolor y regalándome otras tantas instantáneas.

Un descanso, una sopa para comer, una vuelta por el mercado nocturno y unos picoteos varios, al cena esta servida y un roti de platano y chocolate pone punto y final. Ahh! No! Una chang para despedir Mae Hong Son y una pulsera nueva en mi haber, mañana partiremos para lugares dispares, Thais hacia el oeste y yo hacia Pai, unas curvas mas allá.

Saludos viajeros
P.s. los días repletos de anécdotas son días vividos y allá al fondo, siempre, el lago.

15 de noviembre 2014 la ciudad del lago

Recuerdo ese día con sonrisa en el rostro al ver las fotos y creo que es por la coyuntura de dos factores; Uno: las ciudades pequeñas me parecen muy interesantes y me encuentro cómodo en ellas ; Y dos: la complicidad viajera de mi compañera de trayecto. ¡Un día redondo!

¡Saludos viajeros!

envi@t des del cor: Share!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies