Skip to main content

Em dic Xavi

xavi incienso¡Hola, me llamo Xavi! Nací en Barcelona (pequeña ciudad en el Mediterráneo), de madrugada y ahora vivo el L’Hospitalet de Llobregat  justo al otro lado de la calle. Cruzo esa frontera invisible cada día y aunque habitualmente no lo pienso, me gusta la gente que llega de otros lugares y las rayas del paso de cebra.

Calzo un 41, me gusta caminar, elijo el color azul si me preguntas, y miro el cielo cada mañana cuando piso la calle. Mirant vers el blau del cel…  es mi modo de transporte favorito.

Siempre he comido en dos idiomas: mi madre me hacía una sopa de tomate y pan buenísima cuando hacía frío  “i el meu pare s’aixecava aviat per fer-me una truita amb picatostes per esmorzar,… els diumenges mentre jo encara dormia”.

***

Colecciono pulseras de amigos que conocí lejos de casa, tengo un llavero (que es linterna) que es una tabla de surf de Balí y una pulsera de Londres (dos amigos de viaje)  Al abrir la puerta de casa tengo tres colgantes rojos con forma de corazón (que me regaló una buena amiga), las llaves de mi abuela y una pizarra en la que se lee “Around the Word”. Vivo con una gata adoptada de la calle, me gustan las plantas del balcón y me siento relajado leyendo al lado de la ventana (a plena luz de la mañana). Soy tranquilo aunque a veces no pare quieto.

Soy diestro, de imaginaciones zurdas; pelo castaño (de pequeño era rubio), estatura media; no soy muy exquisito con la ropa, aunque me gusta llevar calcetines a rayas. Se guiñar los dos ojos y hacer esa cosa rara de entornar la lengua, silbo mas bien regular.

Dicen que soy capricornio del segundo día de un año par. Con elevada vida interior pero comunicativo, reflexivo, algo emocional (de fibra sensible) y crítico con la realidad que me envuelve. Me gusta llevar la contraria, sobretodo ver la cara de la gente cuando digo que “Me gustan los lunes” (pues yo nací un lunes).

***

Raramente reconozco las caras o recuerdo los nombres, de hecho mi memoria necesita un punto de enganche con las personas que conozco, una anécdota, las palabras que nos cruzamos, algún pequeño detalle. Esta circunstancia me ha generado más de una situación comprometida/graciosa. Me pierdo por los sitios aun con mapas excepto cuando la necesidad prioritaria me inspira. Entro en un local y al salir dudo que dirección llevaba.

Suelo decir que soy agnóstico aunque en realidad me llama lo espiritual más allá de lo religioso. Me engancha la complejidad del género humano aunque a veces me derrota. No me gusta conducir trayectos cortos y me muevo en transporte público escuchando música y buscando miradas brillantes en ojos ajenos. Me divierte constatar que la sonrisa de los niños es igual en cualquier lugar por remoto que sea (matices mínimos), y a veces hasta afirmo que es mi única verdad.

Me encanta intentar acertar lo que piensan o sienten las personas alrededor. Soy intuitivo, a veces empático y me emocionan según que noticias. Mi visión de la vida incluye esas longitudes de onda.  Soy mas de escuchar aunque a veces me descubro interrumpiendo a mis interlocutores. Me gusta las historias cuotidianas. No se dar abrazos pero me gusta recibirlos (a  veces), soy próximo pero me gusta tener mi espacio. No espero más que querer y ser querido; compartir y convivir: casi nada o todo (según se mire).

***

Colecciono especias (allá donde voy las busco), tengo una lista de la palabra “salud” en diferentes idiomas (“Norok!”, “Egészségedre!”, “Sláinte!”), tengo una caja repleta de postales… Me encanta descubrir gastronomías nuevas , descomprender los horarios (apenas saber que día es), las duchas sin prisas, los ritmos difusos, los zumos de frutas por la mañana, y las siestas en el césped, el cine en versión original subtitulada de media tarde y las fiestas de barrio en cualquier lugar.

A veces salgo, en silencio, a fotografiar la ciudad y sus personas. ¡Me gusta observar! A menudo recuerdo que nunca hay que dejar de jugar, explorar y sorprenderse. Me gusta hacer cosas por primera vez y estoy embarcado en escribirlo. soy poco constante e itinerante, no tengo un orden fijo y la constancia es un anhelo reiterativo.

¡Me encanta viajar! es donde me siento más libre y… probablemente dejé otras notas de descripción en el tintero, entre borradores…  por eso, seguro, algún día (a día) la retocaré.

“Cuando uno viaja / también viaja con uno / el universo” M.Benedetti

 


3 ideas en “Em dic Xavi

  1. Wow… y también hay que decir que eres todo un poeta! Que escribes de maravilla y que tus palabras al leerlas se convierten en un bello relato con ganas de leer y leer mas 😀 😉

    Hace poco nos conocimos, la vida, el destino o lo que sea que nos mueva, hizo que “toparamos”en un continente, país, ciudad, pueblo increible: Chiang Mai, nuestro primer destino con mochilas y viajes por separado unidos por un mismo sueño!

    He aprendido mucho de ese viaje, como de los que he ido recorriendo desde que decidí improvisar y recorrer mundo siempre que pudiera (“porque dicen que poder es querer”).

    Este viaje sin duda me ha hecho conocer personitas con un interior increíble, humildes, buenas, generosas, alegres, positivas, espíritu joven….tenéis tantas y tantas cualidades que diría que no os veo ningún defecto :p y si lo hay es insignificante a las súper cualidades.

    Sobre mi amigo Xavi que decir…me encantó como te decía que Chiang Mai nos uniera, en aquella preciosa fiesta mágica y especial 🙂 que no solo volaba las Lanterns sino que llebaba nuestra alma y espíritu libre más allá con nuestros miles de sueños por cumplir 🙂

    Podría estar escribiendo y escribiendo porque mi mente es inquieta al igual que la tuya 😀 pero simplemente quiero decirte que estoy feliz de conocerte que eres una GRAN PERSONA y que puedo aprender mucho de ti!

    Quiero seguir compartiendo muchos mas momentos inquietantes, divertidos, alocados y porque no también espirituales 😉 porque también empiezo a volar hacia ellos con mi Yoga querido 🙂

    Muchos besitos!! No cambies nunca y aqui tienes y tendrás una fiel seguidora a tus relatos tan interesantes y llenos de energía positiva!! :*

    1. ¡Sonrojado me has! ¡Gracias Jessi!
      Que decir… cada persona que conocí por el sudeste asiático representa un reto, un nuevo mundo a descubrir y aprender a querer.
      ¡Tú eres un nuevo mundo muy bonito! Grandes recuerdos de Chiang Mai (Yi Peng-Loi Kratong)

      1. El yoga me ha aportado muchas cosas buenas y positivas, entre ellas decir lo que pienso y expresarlo. Porque mañana puede ser tarde 😉

        Agradezco día a día lo que tengo y encuentro en el camino por simple que sea o no; un rayo de sol, la brisa, el mar, un olor, una sensación, un paisaje y los amigos son valiosos!! 😉

        Nos vemos en breve!! :*

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies